En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



jueves, 9 de enero de 2014

Como mejor están las rubias es con patatas – Enrique Jardiel Poncela



                La buena de Albertina vive con su segundo marido, Bernardo, un pánfilo que se dedica a pintar “flores, frutas y pájaros”. Pero he aquí que una noticia viene a perturbar la paz: el primer marido, Ulises Marabú, célebre antropólogo que se dio por muerto en África quince años atrás, ha sido encontrado con vida y se disponen a traerlo de vuelta a España.
En consecuencia, el matrimonio de Albertina y Bernardo no es válido, y tan patitiesos quedan ambos que la servidumbre se dedica a cobrar entrada para que la gente pueda verlos pasmados. Este recurso permite al autor, además de aumentar al límite lo grotesco, dar cabida en la historia a un número de personajes elevado. Quizá demasiado.
La tragedia aumenta cuando don Ulises Marabú es traído en una jaula: tras quince años por esos mundos se ha vuelto antropófago. De ahí que el eminente profesor considere que como mejor están las rubias es con patatas; y que en la jaula donde sigue recluido para evitar que se papee a alguien, se dedique a hacer recetarios  del tipo “cazador en salsa”, “cómo se rehoga un ingeniero agrónomo” o “para conseguir que esté blando un fiscal”.
Este es el planteamiento. Del desenlace poco puede decirse sin destripar las cosas, aunque la obra es lo bastante conocida como para que la mayoría lo sepa ya. Solo diré que, a mi juicio, es lo peor, por ser demasiado abrupto.
El final pretende sorprender, pero hasta él Como mejor están las rubias es con patatas es una obra sin otra aspiración que divertir, y lo consigue a través de diálogos y situaciones fluidas donde lo panoli se alterna con lo caricaturesco. No obstante, el humor es algo irregular, y claramente por debajo de lo mejor de Jardiel. Al hilo de la antropofagia se juega con el doble sentido de algunas palabras, produciendo un efecto cómico inocentón, sin carga crítica. Por fortuna, hay destellos de ingenio que llegan a ser brillantes, en especial un breve fragmento del último acto que no desmerecería en ninguna antología de humor negro.
                En resumen, una obra de teatro lo bastante divertida e inofensiva, tan poco ligada a su tiempo (salvo por la caricaturesca visión de África) como para que su humor perdure, tan  autosuficiente como para que pudiera ser hoy representada sin alterar una coma. Sin embargo, como he dicho, no destaca dentro de la obra de Jardiel. Estando escrita en 1947 (murió en 1951), da la sensación de que se deja llevar por toda la obra que le antecede, sin aspirar a mejorar nada.

2 comentarios:

  1. ¡Hola! Soy nieto de Jardiel Poncela. ¿Me podéis mandar un correo electrónico para ponerme en contacto con vosotros? Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Pulsa en donde pone "aquí".

    http://librosyhumor.blogspot.com.es/p/libros-clasificados-por-orden-de-autor.html

    ResponderEliminar