En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



lunes, 12 de marzo de 2012

El angel más tonto del mundo – Christopher Moore




Los comienzos de esta novela recuerdan a las típicas peliculitas americanas que buscan la risa fácil y sin complicaciones, pero al menos los personajes son lo bastante estrafalarios como para hacer sonreír al lector sin necesidad de que a nadie le suceda nada. Tras una primera parte con acción lenta que sirve para presentar a los personajes y para nada más, se desencadena un final pésimo que poco o nada tiene que ver con lo anterior, como si en la novela hubiera dos partes: una primera para decir “te presento a Fulano”, y otra para explicar qué le sucedió. Lo malo es que lo mismo le pudo suceder a Fulano que a Mengano, de modo que la primera parte podría ser la que es o cualquier otra. Y tampoco hay unión entre ambas desde el punto de vista de la forma o el humor: si en la primera se busca el humor a través de personajes más llamativos que divertidos, en la segunda se persigue mediante situaciones demasiado insólitas para tomárselas en serio, con lo cual hace poca gracia, porque el humor consiste en enfrentar lo inesperado a lo esperado, y si nada puede esperarse racionalmente, poco humor cabe. En definitiva, lo que al principio es una novela más o menos original aunque sin muchas pretensiones y con un humor demasiado simple -aunque muy visual- se termina transformando en una soberana calamidad por tres causas:

Una "solución final" tan extremadamente simplificada que produce rubor.

Un final en todo igual a esas horrorosas comedias americanas donde todos los actores sobreactúan.

Un pegote, añadido después de la novela, que nada tiene que ver con ella, y que el editor pone ahí como le podía haber dado por regalar caramelos con cada ejemplar (una especie de historieta con los mismos protagonistas pero totalmente independiente de la trama). De alguna manera, parece obligado leerla, porque uno piensa que por algo estará ahí, pero lo cierto es que no hay razón para hacerlo.

El resumen: una mala comedia americana puesta por escrito, hecha a base de pedazos de escenas vistas miles de veces en el peor cine. Pese a ello, la cosa comienza de forma agradable y hasta por momentos promete ser buena, hasta que todo se pifia.


4 comentarios:

  1. A mí me pareció entretenida y poco más. Hay momentos en que se me hizo algo pesada, aunque la opinión general es favorable. La recomendaría pero depende de a quién.

    Un saludito.

    ResponderEliminar
  2. Confieso que no se la he recomendado a nadie.

    ResponderEliminar
  3. Los libros de este escritor no me terminan por llamar la atención. Aunque dicen que son muy graciosos siento que es más bestsellero con un humor tonto complaciente sin sentido, pero ya no absurdo ingenioso, si no sin nada, como un Adam Sandler más o menos.

    ResponderEliminar
  4. No sé. Leí este y no se me ha ocurrido leer más.

    ResponderEliminar