En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



jueves, 13 de junio de 2013

El accionista mayoritario – Petros Márkaris




Las Olimpiadas de Atenas acaban de quedar atrás y, solo unos meses después, la mayoría de las instalaciones son una ruina, el tráfico se ha vuelto a colapsar y solo permanece el humor, más bien resignado, del comisario Kostas Jaritos.

Lo único que ha cambiado a mejor es la suerte de su hija: acaba de terminar su tesis y, para celebrarlo, se va de vacaciones con su novio. Vacaciones inolvidables, porque apenas han salido, el barco es secuestrado por un grupo terrorista.

Jaritos se lleva el soponcio correspondiente, y qué decir de su esposa. Pero el comisario no puede hacer nada en ese asunto, excepto estorbar, y acaba refugiándose en el trabajo, un trabajo que solo puede hacer desconcentrado y con fallos. Un trabajo que en ese momento consiste en encontrar al asesino de un modelo publicitario homosexual que ha aparecido, con un tiro en la cabeza, precisamente en una de las instalaciones olímpicas degradadas.

La novela es entretenida, pero menos divertida que las anteriores porque la sensación de pesadumbre producida por el secuestro resta toda alegría durante una parte considerable del relato.

Lo mejor, como casi siempre, son las agudas percepciones psicológicas del comisario, en especial con su superior, Guikas, y la valoración de las motivaciones de los responsables políticos.

Lo peor, creo yo, es la desproporcionada reacción a las demandas de los diferentes delincuentes que aparecen en la historia, así como el facilón recurso al “amigo-oráculo” del comisario. Dan una sensación de irrealidad, sobre todo lo primero, que va en perjuicio de lo en serio que se puede tomar el lector las prisas e intereses de la policía, lo que resta intensidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario