En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



martes, 29 de mayo de 2018

35 kilos de esperanza – Anna Gavalda





                Brevísima obra –se lee en alrededor de una hora- que lo mismo puede ser lectura juvenil que para adultos, porque así como más de un adolescente se reconocerá en el protagonista, no serán pocos los padres a quienes algunos pasajes les hagan reflexionar sobre sus aciertos y errores y, en especial, sobre cómo su comodidad o su egoísmo acaba perjudicando a sus hijos por más que una y otro se excusen y disfracen de interés hacia ellos, de disposición a hablar y a adoptar medidas. Lo peor de esta obra, que recuerda demasiado a las típicas historias cortitas, sensibleras y que apelan al placer de dejarse llevar por la lágrima fácil.

                El fondo del argumento no es muy original: una variante más de mil historias de superación con alguna escena muy cinematográfica. El chaval protagonista es un desastre en los estudios. Sufre en el colegio. Sin embargo, le encanta hacer chapuzas e «inventos» en el cobertizo de su abuelo, un ingeniero jubilado. La historia narra, brevemente, el proceso de huída de lo que atenaza y, para que la liberación no sea un fracaso más, de simultánea búsqueda del éxito por caminos alternativos a los previstos por defecto. Por eso la moraleja implícita más evidente quizá deje como están a todos quienes, simplemente, están desorientados. Sin embargo, tras esa primera reflexión puede hacerse otra: el primer paso en la vida siempre es saber lo que uno quiere; y es que como decía no recuerdo quién, si uno no sabe dónde va, acabará en otro sitio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario