En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



martes, 14 de junio de 2011

La herencia de Eszter - Sándor Márai


A sus 45 años Eszter vive en una vieja casa en cuyo jardín encuentra entretenimiento y sustento. Es lo único del patrimonio familiar que quedó a salvo de Lajos, un embaucador que arruinó a su familia, que sacó dinero a todo el que se le puso a tiro y del que ella se enamoró; y él, diciendo que la amaba, acabó casándose con la hermana de Eszter, ya muerta. Después Lajos desapareció. Han pasado veinte años.

Ahora acaba de anunciar su visita. Todos temen el motivo, todos están precavidos. Todos saben que viene a pedir, aunque todos tienen la esperanza de que venga a saldar deudas, porque como buen embaucador fue capaz de hacerse querer.

Es lo que Eszter desea, porque si Lajos viene a sacarle los cuartos ella sólo tendrá dos opciones: o mandarlo al diablo, o dejarse embaucar con falsas promesas, cederle lo poco que tiene –la casa- y vivir a partir de ese momento en la indigencia.

No voy a contar el desenlace, pero sí diré que lo más interesante son las reflexiones que surgen al cerrar el libro:

Si Eszter manda al diablo a Lajos, si no se deja engañar una vez más, habrá conservado su escaso patrimonio, pero a un coste muy elevado: comprender que ella misma se ha estado engañando, que el amor latente durante veinte años no era tan fuerte como creía. Habrá conservado la casa, pero comprenderá que durante dos décadas ha vivido de un sueño menos valioso que un plato de lentejas.

Pero si cede... Eszter podrá seguir amando, podrá seguir soñando aunque sea en la indigencia.

¿Y qué es más importante? ¿Tener o soñar?






No hay comentarios:

Publicar un comentario