En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



jueves, 10 de enero de 2013

Arqueología en Internet


Recuerdo haber hecho un gran descubrimiento siendo renacuajo: una casete, en una caja con papel blanco, gris oscuro y grandes puntos rojos que una vecina, años antes, había grabado supongo que directamente de la tele (esas cosas que se hacían entonces) y había regalado a sus alegres vecinitos (quizá para que se callaran) bastante antes de que yo la descubriera en casa como quien descubre un tesoro olvidado. Ha pasado mucho tiempo y de aquella cinta solo recordaba una canción (que entonces me llamaba la atención porque hablaba de "un cohete de vapor"), pero no tenía ni idea de cómo se titulaba ni de quién la cantaba (aunque hubiera apostado a que era alguien con acento sudamericano). Lo único que tenía claro es que la letra no era muy seria. 

Hoy me ha venido a la cabeza igual que vienen otros recuerdos infantiles: sin que uno sepa por qué, y me he puesto a hacer arqueología en Internet. A partir de la frasecita "en un cohete de vapor" no me ha costado mucho averiguar que la canción original se titulaba "Mama" y ganó el festival de Eurovisión en 1969 interpretada por Jean Jacques, que hizo también la versión en español que encabeza este articulillo. Pero la versión que alguien grabó en aquella cinta y que yo recordaba era de Emilio el Moro (1924-1987), humorista, guitarrista y cantaor melillense ya caído en el olvido, y que vivió su momento de gloria a mediados del siglo XX. De hecho es la versión humorística la primera que he localizado, porque la original habla de "un gran barco de vapor", y no de un cohete. Ciertamente, ejem, mis gustos infantiles no eran muy selectos musicalmente hablando, pero como me ha hecho gracia recuperar estos sonidos, aquí quedan: original y versión humorística.

Y termino esperando que, de aquella vieja versión, no quedara grabada en mi subconsciente una de las frases finales: "un gran lunático seré".






No hay comentarios:

Publicar un comentario