En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



martes, 12 de julio de 2011

Los muertos no tienen amigos - Luis Gutiérrez Maluenda


Pese a que es calificada de novela “negra” a mi modo de ver se queda en gris (que no es lo mismo que mediocre) con topos a colores. Gris porque la intriga no es que sea precisamente intrincada y la forma de solucionarla es más bien simple. Tampoco los personajes resultan demasiado realistas, porque tienden a la caricatura. Además, algo raro hay en la estructura, porque de la “trama” el protagonista parece acordarse tras unas cuantas páginas que transcurren sin tener demasiada relación con la historia, o al menos sin que el lector sepa muy bien qué pintan.

Todo eso sería malo si estuviéramos ante una novela negra, pero los topos a colores indican que estamos más ante una novela de humor (porque creo que el objetivo del autor más es divertirse y divertir que entretener con un misterio). Desde ese punto de vista, la cosa cambia bastante.

La novela no arranca carcajadas, aunque sí alguna sonrisa, porque no está hecha para provocar desde lo inesperado, sino desde una ironía intencionadamente exagerada. El tono de caricaturesco tipo duro fracasado hasta en lo de ser duro, no deja de tener su gracia cuando se le coge el tranquillo al personaje. Y es que lo más divertido no son las situaciones, ni siquiera la mayoría de los personajes, sino el protagonista: Humphrey, un detective privado de poca monta que se mueve por el Raval. De alguna manera la forma en que se expresa recuerda a Seymour Skinner, el director del colegio de los Simpson. Y de hecho a veces las situaciones también son un poco “simpsonianas”.

Una novela para entretenerse y pasar un buen rato.




2 comentarios:

  1. Me acabo de apuntar a un concurso donde sortean este libro y buscando más información sobre el libro he dado con tu blog. Ya me imaginaba yo que no era una novela negra al uso, pero si entretiene y encima te hace sonreir, pues tampoco está nada mal. Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  2. Feliz Navidad a ti también. Creo que la clave para disfrutar de esta novela es cogerle cuanto antes el "tono" al protagonista. En cuanto uno se adapta a eso, lo pasa bien; hasta que lo consigue, le suena un poco raro.

    ResponderEliminar