En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



lunes, 27 de mayo de 2013

Black & blue – Ian Rankin



Edimburgo, Glasgow, Aberdeen, incluso una parte de la más recóndita Escocia y hasta una plataforma petrolífera en el Mar del Norte son los escenarios de esta magnífica novela negra protagonizada por el inspector John Rebus.
La novela contiene toda una serie de historias que se entrecruzan. La primera, un antiguo caso en el que el mentor de Rebus en la policía consiguió enchironar, por asesinato, a un caballero que luego se hizo famoso escribiendo y que siempre defendió su inocencia. Ahora ambos han muerto, pero los periódicos ponen en cuestión el procedimiento que llevó al detenido a la cárcel, por lo que hacen de Rebus su objetivo, lo cual lleva también a que se realice una investigación interna.
Al frente de la investigación está un inspector jefe con el que Rebus ha tenido un encontronazo, acusándolo de corrupción, lo cual no es lo mejor que le puede pasar.
Entre medio se rememora el caso de John Biblia (inspirado en un caso real), quien a comienzos de los 70 mató a tres mujeres. Nunca fue detenido. La razón de pensar en él es que ha aparecido, muchos años después, un sucesor, al que llaman Johnny Biblia. Una de sus víctimas había sido conocida por Rebus, y eso hace que el caso le interese.
Y, para colmo, el libro comienza con un crimen espeluznante a manos de una pareja  de hombres.
La solución de todos estos embrollos evoluciona de forma que ninguno se queda descolgado, y a la vez ninguno adquiere un protagonismo desmedido. Rivalidades, lealtades, delincuentes comunes, mafias, violencia, investigación, intuición, casi todo tiene cabida en Black & blue.
Pero aparte de lo atrayente de la historia y de la realista forma de llevar a un personaje con varios frentes abiertos a la vez (aunque con cierto perfil de “duro” para evitar que caiga demasiado hondo) tres cosas me han llamado la atención:
La primera, el detallismo con que está contada la historia, hasta el punto de no saltarse ni una comida, ni una copa, ni una cerveza.
Al hilo de esto, un protagonista con problemas de alcoholismo que le cuesta reconocer, lo cual lo hace más humano, aunque no necesariamente más agradable, y que traslada la sensación de que sea cual sea el desenlace, Rebus está ya derrotado de antemano, porque son los problemas los que lo han sumergido en ese problema
El humor que, pese a todo, hay en la historia, derivado de una filosofía de vida muy peculiar: no es que Rebus, como otros personajes de otras novelas, no piense en sí mismo, o le dé igual lo que le pueda pasar. Es como si tuviera miedo a pensarlo y por eso lo relegara hasta que todo lo demás estuviera terminado. De ahí nace una inconsciencia y un desenfadado desdén ante la adversidad que impiden que esta novela sea más drama que novela negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario