En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



jueves, 9 de mayo de 2013

El caso de la mujer asesinadita – Miguel Mihura y Álvaro de Laiglesia




              En esta ocasión leer teatro es casi tan sencillo como leer una novela, porque El caso de la mujer asesinadita no tiene ninguna complicación ni por el número de personajes ni por la complejidad del escenario.
              La historia, que parte de idea de los “sueños proféticos”, comienza cuando la señora de la casa se topa con unos caballeros que dicen ser los dueños de esa misma casa y vivir allí. Y así sabemos, además, que en aquella casa fue envenenada una mujer, y que esa mujer tiene muchos paralelismos con Mercedes, la protagonista. Pero lo que el espectador ha visto es un sueño, y el sueño, después, parece ir convirtiéndose en realidad.
                Qué ocurre luego, es el desenlace, entre la realidad, los sueños y ciertas “coincidencias” no sé si mágicas o telepáticas, hacia un final inesperado y romántico, para lo cual es preciso trenzar diversas “casualidades” que no voy a desvelar, pero que requieren la atención del lector/espectador para poder apreciar en su totalidad. Y eso está muy bien hecho. Es más: el final es tan original que justifica lo de “asesinadita”, porque altera por completo la percepción de la violencia.
                La obra capta de inmediato el interés, porque nada más comenzar abre un monumental interrogante que no es cerrado hasta el final. Sin embargo, aunque hay unidad y continuidad en el argumento, hay importantes diferencias en la forma: si al comienzo el humor –con una buena dosis de absurdo- tiene un papel destacado, conforme la acción avanza el humor va difuminándose y, al final, poco queda de él, porque el objetivo de los autores parece haber ido mutando, como si el esfuerzo por sacar adelante un argumento complejo les hubiera absorbido hasta el punto de ir olvidando el humor inicial. A pesar de lo cual, el conjunto muy divertido y entretenido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario