En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



lunes, 27 de agosto de 2012

Goob bye, Chicago - W. R. Burnett



Si El pequeño César fue una novela centrada en 1929 y escrita en esa época, medio siglo después, en 1982, William R. Burnett cerró el ciclo con una novela situada en el Chicago de 1928. Entre medio el autor, ni que decir tiene, había acumulado toda la experiencia que hace de él un clásico de la novela negra y los guiones cinematográficos.
Goob-bye, Chicago se centra en el mundo del hampa, de los gangsters, sin contar otra historia que las relaciones entre ellos, cómo se sobrevive o no, qué dificultades y conflictos hay, etc. Por eso las novelas de Burnett son las más negras de las negras.
La historia comienza cuando la bella esposa de un policía (la esposa que lo había abandonado tiempo antes) aparece muerta en el río. Quién la ha matado, se sabe pronto y también por qué. Pero hay un problema: el cadáver ha aparecido, luego alguien ha hecho mal su trabajo, poniendo en riesgo a sus jefes, pues si lo pillan es posible que cante para evitar una dura condena. A partir de aquí, el procedimiento que sigue la policía para localizar al asesino solo influye tangencialmente en la verdadera trama, movida en realidad por el miedo de los hampones. Cuando el miedo se adueña de las personas, las fidelidades y lealtades son las justas. Eso es lo que pasa en esta novela, que avanza al compás de la vida de varios personajes: el policía abandonado y viudo, el matarife de turno y sus secuaces, los jefes de estos, los “capos”, y Bones, una especie de asesor que trata de nadar y guardar la ropa.
Una gran novela. Novela negra en estado puro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario