En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



domingo, 6 de mayo de 2012

Un pequeño inconveniente – Mark Haddon



             Un pequeño inconveniente tiene un pequeño inconveniente: le sobran la mitad de sus casi seiscientas páginas. ¿La razón? Lo que cuenta es bien poco.

            George se acaba de jubilar, y descubre que su esposa le pone una buena cornamenta. La pareja tiene dos hijos, ambos independizados: Jamie, un homosexual inmaduro, y Katie, separada, con un hijo y con un pronto considerable, que acaba de anunciar que se casa con Ray, un tipo relativamente bien situado pero algo quisquilloso –aunque sin pasarse- al que no se sabe muy bien por qué todos ven con muy malos ojos.

Mark Haddon (1962)
            Sobre estos escuetos datos se monta toda la novela, al estilo de las malas comedias americanas donde hay algo que celebrar u organizar (en este caso la boda) y todo se tuerce y se retuerce para que el acontecimiento salga mal, o se dude si va a salir, o salga de forma ridícula o grotesca. Así nos encontramos desde porrazos hasta el típico perro que incordia, el caballero que pisa una plasta, el homosexual que sale del armario ante el temor de sus padres y la sorpresa de algunos “señores bien”, etc. De ahí que me permita calificarlo como libro “de humor”, aunque no me haya divertido con él.

            Parece, sin embargo, que todo debería ser una excusa para relatar el proceso de George, algo nada divertido, al menos en teoría: primero parece hipocondría, luego trauma por la cornamenta, y, más tarde, una clara demencia senil que, al final, se queda en lo que se queda, confirmando que la novela se limita a una sarta de situaciones más o menos típicas y tópicas salpicadas por alguna que otra idea expresada en frases aisladas que revelan una profundidad de pensamiento no usada en el conjunto del texto. Da la sensación de que los males de George solo han sido utilizados para conmover el corazoncito del lector.

            Con lo facilona que es de leer, con lo simplona que resulta esta novela, y lo que se me ha atragantado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario