En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.



jueves, 20 de octubre de 2016

La desaparición - Tim Krabbé



               
                Una joven pareja, Rex y Saskia, atraviesan Francia en coche camino de un destino vacacional. Se detienen a repostar en la gasolinera de un área de servicio, rodeados de carretera y campo. Saskia entra a comprar algo a la tienda y nadie la vuelve a ver jamás.

               No descubro nada. Lo anuncia el título, la contraportada y ocurre en el primer capítulo.

                Encontramos a Rex ocho años después. Su vida ha seguido, qué remedio, pero las dudas sobre qué ocurrió y sobre si Saskia sigue viva condicionan cualquier decisión importante, sobre todo las afectivas. No es que siga enamorado, si es que alguna vez lo estuvo,  de quien o ha muerto o se largó porque quiso, pero duda del efecto que sobre él tendría la reaparición de Saskia. Además, claro, mientras no aparezca no se la quitará de la cabeza y las dudas persistirán.

                Capítulo siguiente: conocemos a un caballero, un modoso profesor que lleva una vida discreta y rutinaria casado y con hijas; un sujeto que a lo largo de la vida se ha encontrado alguna que otra vez en posición de hacer un experimento que no dice mucho a favor de la salud de sus neuronas: ¿existe diferencia entre el bien y el mal? ¿O ambas cosas son meras acciones mecánicas al alcance de una misma persona? ¿Soy igualmente capaz de hacer el bien y el mal? Y si puedo hacer las dos cosas, ¿por qué no las hago?

                Un chiflado que nadie reconoce como tal. Un chiflado que, de inmediato se le deja claro al lector, dará respuesta a lo que le ocurrió a Saskia. ¿Cómo no? La promesa de averiguarlo es el único aliciente para leer una historia en la que se renuncie a explorar la cabeza de Rex y escrita con una prosa que no destaca por nada.
Tim Krabbé. Amsterdam, 1943.

                   En este sentido, La desaparición es el colmo de la simplicidad publicitaria: una chica ha desaparecido de forma increíble al hacer algo que todos hacemos y nadie volvió a verla. ¿No tiene usted curiosidad por saber lo que ocurrió?.


                El autor anticipa todo, así que no hay lugar para la sorpresa, excepto al final. Pero solo por la forma y no por el fondo. Una truculencia que explica el impacto que debió de tener la película que, dice la contraportada, lanzó la novela a la fama. Y es fácil que la película fuera mejor, porque la novela no es gran cosa. Aunque es breve, eso sí. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario