En este blog solo encontrarás reseñas de libros que en algún momento me ha apetecido leer. Ninguna ha sido encargada ni pedida por autores o editores, y todos los libros los he comprado. En resumen: un blog de reseñas no interesadas para que sean interesantes.


jueves, 20 de octubre de 2016

La desaparición - Tim Krabbé



               
                Una joven pareja, Rex y Saskia, atraviesan Francia en coche camino de un destino vacacional. Se detienen a repostar en la gasolinera de un área de servicio, rodeados de carretera y campo. Saskia entra a comprar algo a la tienda y nadie la vuelve a ver jamás.

               No descubro nada. Lo anuncia el título, la contraportada y ocurre en el primer capítulo.

                Encontramos a Rex ocho años después. Su vida ha seguido, qué remedio, pero las dudas sobre qué ocurrió y sobre si Saskia sigue viva condicionan cualquier decisión importante, sobre todo las afectivas. No es que siga enamorado, si es que alguna vez lo estuvo,  de quien o ha muerto o se largó porque quiso, pero duda del efecto que sobre él tendría la reaparición de Saskia. Además, claro, mientras no aparezca no se la quitará de la cabeza y las dudas persistirán.

                Capítulo siguiente: conocemos a un caballero, un modoso profesor que lleva una vida discreta y rutinaria casado y con hijas; un sujeto que a lo largo de la vida se ha encontrado alguna que otra vez en posición de hacer un experimento que no dice mucho a favor de la salud de sus neuronas: ¿existe diferencia entre el bien y el mal? ¿O ambas cosas son meras acciones mecánicas al alcance de una misma persona? ¿Soy igualmente capaz de hacer el bien y el mal? Y si puedo hacer las dos cosas, ¿por qué no las hago?

                Un chiflado que nadie reconoce como tal. Un chiflado que, de inmediato se le deja claro al lector, dará respuesta a lo que le ocurrió a Saskia. ¿Cómo no? La promesa de averiguarlo es el único aliciente para leer una historia en la que se renuncie a explorar la cabeza de Rex y escrita con una prosa que no destaca por nada.
Tim Krabbé. Amsterdam, 1943.

                   En este sentido, La desaparición es el colmo de la simplicidad publicitaria: una chica ha desaparecido de forma increíble al hacer algo que todos hacemos y nadie volvió a verla. ¿No tiene usted curiosidad por saber lo que ocurrió?.


                El autor anticipa todo, así que no hay lugar para la sorpresa, excepto al final. Pero solo por la forma y no por el fondo. Una truculencia que explica el impacto que debió de tener la película que, dice la contraportada, lanzó la novela a la fama. Y es fácil que la película fuera mejor, porque la novela no es gran cosa. Aunque es breve, eso sí. 



jueves, 13 de octubre de 2016

Darío Fo y el humor



"La sátira es el arma más eficaz contra el poder: el poder no soporta el humor, ni siquiera los gobernantes que se llaman democráticos, porque la risa libera al hombre de sus miedos."

Dario Fo

domingo, 9 de octubre de 2016

Leer en el retrete - Henry Miller



                Provocadora diatriba contra la costumbre de leer en el retrete partiendo del mismo fundamento que la mayoría de las opiniones de Miller (su propia percepción del mundo) y realizada con la misma magistral verborrea, plena de humor mordaz, casi violento, con la que atiza sopapos incontestables.

                Hasta tal punto podría ser, por tono y longitud, un fragmento de cualquiera de sus novelas que en este pequeño opúsculo (con qué frecuencia utilizaba Miller esta palabra) también se reconoce el habitual tono de superioridad de su autor, basado en su capacidad para reírse de todo, e inatacable porque, si se ríe, es precisamente por ser consciente de su propia pequeñez. Es esa consciencia la que lo encumbra y lo hace invulnerable.

Henry Miller (1891-1980)
                Pero, como bien dice Enrique de Hériz en el epílogo que ocupa un tercio de este brevísima obra, con la excusa de criticar algo tan aparentemente absurdo Miller se zambulle en una apasionada reflexión sobre la lectura, sobre qué leer y qué no, aunque, a diferencia de otros de sus escritos, apenas se pronuncie más que sobre algunas lecturas que desaconseja. Un libro también para la reflexión, pues Miller constantemente se declaró influenciado por Fulano o por Mengano y el paso del tiempo, parecen decir estas las páginas de Miller, cambia las prioridades porque cambia el mundo. Las reflexiones sobre el canon que Enrique de Hériz hace son clarificadoras.

                En definitiva, una obra con reflexiones discutibles sobre la lectura, pero siempre brillantes y apasionadas, como casi todas las de Miller.
               



lunes, 3 de octubre de 2016

Gracias otra vez




      Se vendió bien en papel (Mira Editores, 2011). En ebook se puede comprar desde noviembre de 2014. Tras un año de ventas electrónicas razonables luego, en los últimos once meses, ha estado sin interrupción entre los más vendidos de humor en Amazon y desde final del verano vendiéndose aún mejor que en los meses anteriores pero algo más atrás en la clasificación al haber irrumpido en ella algunos de los libros más vendidos. Hablo de La terrible historia de los vibradores asesinos. Repito una vez más: sin publicidad, sin presentaciones, sin participar en tertulias, medios de comunicación o actos literarios, y con un número de seguidores en las redes incomparablemente más pequeño que el de lectores. Solo queda el boca a boca para entender cómo cinco años después de su publicación un libro puede encaramarse once meses seguidos a la parte alta de una clasificación cada vez más disputada.

          Durante este tiempo en varias ocasiones ha alcanzado el nº 1 de humor en español en Amazon en Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y hasta Brasil. Ha sido top 3 en Estados Unidos y ha estado entre los cinco más leídos en España. Incluso de forma esporádica ha encabezado el top de novela negra en alguno de esos países y en otros ha estado entre los cinco primeros en ese género porque la parodia no está reñida con la intriga ni con el humor. Humor que, como su editor dice, define a esta novela junto a la camuflada crítica a tantas cosas de nuestro día a día. O eso intenté. Hace un año, por estas fechas, no me hubiera creído todo lo ya conseguido.

      Y otra buena noticia: de enero a octubre de La sota de bastos jugando al béisbol (Mira Editores, 2014) se han vendido los mismos ejemplares en ebook que de La terrible historia de los vibradores asesinos se vendieron en todo 2015. Ojalá siga la progresión.

      Como he dicho, no he hecho nada más allá de comentar todo esto en las redes a medida que se ha ido produciendo. Y antes solo escribí. Fue duro y esforzado, pero solo escribí. El resto, por lo tanto, lo han logrado los lectores en connivencia con Ajonio Trepileto, la ciclópea Claudita, Zoé, Danuta, el Pulgas, Poncio, don Ferrán Musmunt Archipiau, Manuel Enrique de Prada Loewe y el resto de personajes.

       Así que, una vez más, GRACIAS, LECTORES.